sábado, 13 de octubre de 2007

Niño al volante de un autobús desencadena persecución policial

Un niño de 10 años tomó el volante de un autobús e hizo que la policía lo persiguiera por una carretera rural, dijeron las autoridades.

Los directivos de una escuela habían visto luces en el predio de los autobuses a eso de las 11 de la noche del viernes, y reportaron que el vehículo había sido robado. Agentes de la policía de tres condados, cuatro pueblos y el estado de Arkansas comenzaron a perseguir al autobús.

A pesar de las púas arrojadas en la carretera, el vehículo siguió rodando en dirección norte hacia Little Rock por la carretera U.S. 65, por los condados de Desha y Lincoln, y luego ingresó al condado de Jefferson.

A unos 71 kilómetros (44 millas), el autobús bajó la velocidad lo suficiente como para que un agente policial lo hiciera parar por completo en Pine Bluff, y la policía descubrió que el conductor era un niño.

Esposaron al menor y lo llevaron detenido. Posteriormente lo entregaron a sus padres. No quedaba claro si el niño enfrentará acusaciones.




Fuente: http://latino.msn.com/noticias/articles/articlepage.aspx?cp-documentid=5541443

No hay comentarios.: