jueves, 24 de junio de 2010

En Mendoza prohiben mostrar revistas eróticas en los quioscos

Una ordenanza aprobada en el Concejo de la ciudad de San Martín impide exhibir publicaciones con fotografías de alto voltaje, incluso las que tienen portadas de modelos semidesnudas. La autora de la ordenanza es una legisladora radical de 24 años que justificó la medida: “Tratamos de ordenar nuestra vida pública”, dijo a Radio 2

Una polémica normativa prohíbe la exhibición de revistas con contenidos eróticos o pornográficos en los quioscos de revistas del departamento de San Martín, de la provincia de Mendoza. La ordenanza, sancionada en los últimos días, reglamenta la exposición de este tipo de publicaciones y también alcanza a las películas condicionadas de los videoclubes.

La resolución incluye a revistas que si bien no tienen un único contenido erótico, sí muestran en sus portadas a modelos semidesnudas.

La autora de la normativa es la concejala radical Gimena Abonassar, quien dijo a Radio 2 que "la ordenanza ha tenido muy buena aceptación en Mendoza, incluso los comerciantes en su mayoría están de acuerdo”.

“Creo que se consume mucho este tipo de publicaciones, por algo hay tantas ediciones de estas revistas”, admitió en diálogo con el programa Radiópolis, aunque reconoció que existe mucha hipocresía con respecto al tema. “Nadie va a ir a comprar una revista de estas si por ejemplo hay una cámara de TV prendida”, agregó la edila de 24 años.

“Tratamos de ordenar nuestra vida pública. Años anteriores estas revistas venían embolsadas y siempre que la portada muestre algo erótico o pornográfico debería estar embolsada”, dijo Abonassar.

Al momento de la votación el Concejo de San Martín tuvo en cuenta una encuesta realizada a comienzos de año en Mendoza que señaló que al 67 por ciento de los consultados le molesta ver en los quioscos revistas que muestran desnudos en sus portadas.

La norma establece multas que van de 40 a 400 pesos y en caso de reincidencias podrían aplicarse clausuras.

El debate en Rosario

El periodista de Radio 2 Gustavo Poles consultó en los quioscos del centro de Rosario sobre la medida implementada en Mendoza. Ezequiel el encargado del puesto de Córdoba al 900 opinó que “en la peatonal circulan muchos chicos y ven revistas de alto voltaje”.

“No le estamos mostrando algo bueno con estas revistas”, dijo Ezequiel. Sin embargo, recordó que “las revistas con un contenido estrictamente condicionado o erótico están cubiertas con un plástico negro”.

“A los chicos de ahora les resulta indiferente, nosotros teníamos otras reacciones con estas revistas. A lo mejor porque ahora hay más presencia de esas imágenes en la tele. Los chicos ya se acostumbraron y no llama tanto la atención”, opinó Mariela una mamá que estaba en el puesto de revistas.

1 comentario:

sex shopping dijo...

Me parece una medida un poco excesiva. Si bien es bueno que ciertas imagenes no esten a la vista de los menores , hay cosas en las que se pasan.