miércoles, 2 de junio de 2010

Una silla invisible, clave en una publicidad

La aerolínea KLM contrató a un ilusionista para protagonizar una promoción sobre sus nuevos asientos de clase económica
Todo un misterio: no hay silla pero el ilusionista está sentado.

Todo un misterio: no hay silla pero el ilusionista está sentado. Galería de Imágenes

La aerolínea holandesa KLM contrató a un ilusionista para que protagonice una curiosa campaña publicitaria para destacar las virtudes de su nueva clase económica. El resultado: todo un éxito.

La empresa se contactó con Ramana, un ilusionista reconocido por su talento. Le propusieron entonces la idea de que él ayudara a que la gente conociera las renovaciones hechas en los aviones de la línea, que permiten que la gente se estire más de lo habitual (hay más lugar para las piernas).

Con este objetivo, en la mitad del aeropuerto de Manchester, Ramana se sentó en una silla. Relajado, se puso allí a leer el diario. El pequeño detalle: se trataba de una silla... invisible.



En un video que circula en YouTube se puede observar la cara de sorpresa de los pasajeros y visitantes del aeropuerto, que se acercan al ilusionista para intentar descubrir su truco. Algunos pasan su mano debajo o arriba de la silla invisible, en un intento por hallar cables ocultos. Otros toman videos o fotos con sus celulares.

Ramana no divulgó hasta el momento su secreto. Hipótesis hay de sobra.

No hay comentarios.: