jueves, 27 de enero de 2011

Crean un vestido de novia para comer a besos


Un chef colombiano diseñó un modelo hecho de flores comestibles, caramelo y azúcar. El calzado es de miga de pan. "Es un postre para el novio", explicó
El vestido le permite al novio comer el postre en privado, lejos de los invitados. (EFE)
Un vestido de novia comestible y unas zapatillas elaboradas con pan son las propuestas que el chef colombiano Juan Manuel Barrieto presentó en la feria textil y de confección Colombiatex.Aunque Barrieto se definió a sí mismo como un cocinero que poco sabe de moda, explicó que cuando una persona le preguntó por la existencia de textiles que se puedan comer inició una investigación científico-culinaria que no detuvo hasta que consiguió fabricar estas dos prendas.Para elegir qué tipo de prendas confeccionar, Barrieto partió de la idea de que en las bodas las novias no solo se visten para que las vean los invitados, "sino para que por la noche las desvista el marido".Fue así como decidió fabricar un particular "postre" que el recién casado puede degustar en la noche más importante de su vida.La creación de Barrieto se compone de un vestido hecho con 2.000 pétalos de rosa deshidratados en azúcar; pendientes, pulseras, anillos y gargantillas de caramelo, un sosten de tela de champaña y un yugo de flores comestibles.Por otra parte, este creativo chef quiso conseguir un calzado que fuese tan esponjoso y cómodo como la miga de pan.Con ese objetivo experimentó con bizcochos de microondas, los calentó, les inyectó óxido nitroso y los aplicó a una mezcla dura de huevo y harina que le sirvió como estructura.Tras diez segundos en el microondas, cocinó unas zapatillas de andar por casa que, si a su dueño le da pereza acercarse hasta la nevera, corren el peligro de desaparecer poco a poco.

No hay comentarios.: