miércoles, 24 de agosto de 2011

Los cinco platos más raros del mundo


Las recetas son sólo para valientes. La carta está integrada por Penes de animales, Serpientes en Le Khanh, Grasa de cerdo en Salo, Carne de oso polar en Longyearbyen y Murciélagos en l´Houstalet

Un portal digital publicó los cinco platos más raros del mundo. Algunos restaurantes se destacan por la originalidad de sus técnicas o por sus creaciones sofisticadas. Otros, por sus exóticas especialidades. La lista fue realizada por Planetajoy.

La carta está integrada por Penes de animales, Serpientes en Le Khanh, Grasa de cerdo en Salo, Carne de oso polar en Longyearbyen y Murciélagos en l´Houstalet.

Penes de animales en Guo-li-zhuang. Se realiza en China y su nombre significa potencia en la olla. El plato estrella son los genitales de oso marino canadiense, un miembro de tamaño considerable que cuesta 292 dólares. Según la medicina china tradicional, estas comidas mejoran la potencia sexual.

Serpientes en Le Khanh. Las que más piden los comensales son anaconda, cascabel, cobra y pitón. El plato se realiza en un restaurante típico de Le Mat, un pueblo vietnamita conocido como la villa de las serpientes. La carne de víbora dorada en grasa, la piel crocante de reptil y la serpiente en salsa agridulce con limón, son los platos favoritos.

Grasa de cerdo en Salo trascendió las fronteras de Europa del Este por su plato emblemático, grasa de cerdo pura, y su particular presentación: con un meticuloso tallado, los chefs logran formas como la de la oreja de Van Gogh.

Carne de oso polar en Longyearbyen, se realiza en la ciudad noruega de Longyearbyen, cerca del Polo Norte, habita la población más grande de osos polares del planeta. En los restaurantes del lugar ofrecen la carne asada, junto con otros productos locales como foca, ballena y reno.

Murciélagos en l´Houstalet. L´Houstalet es un pub situado en Francia, que desde afuera aparenta ser un bar más del montón, pero una vez dentro se descubre toda su originalidad: sirve “zorro volador de corona dorada”, un murciélago del tamaño de un gato, pero con alas, su especialidad desde 1972.


No hay comentarios.: